Llámenos:  (503)7194-9067  Escribanos: igles180@gmail.com  

Estudia la Biblia   Descarga el Plan de Salvación      Boletín - Registrarse - Log In

Noticias:
CANALES ENLACES
 
LARRY J. WHITE

CURSOS BIBLICOS

MINISTERIO DE JESÚS

BLOG IGLESIA


LIBRO DE VISITAS


ENLACES GRAFICOS


FACEBOOK - TWITTER

DEVOCIONAL DÍARIO
Lectura Díaria

ENCUESTA
¿COMÓ ENCONTRO LA WEB?

  OTROS
  LE COMENTARON
  BUSQUEDA EN GOOGLE
  FACEBOOK
  TWITTER
  GOOGLE +
  ENLACES EXTERNOS
  BOLETIN DE NOTICIAS
  INVITACION PERSONAL

(survey results are private)

LIBRO


REDES SOCIALES


ESTUDIO DE APOCALIPSIS

 
.:: DIA 2.::
SEGUNDO DÍA – CUANDO NOS CENTRAMOS EN NOSOTROS MISMOS

"40 DÍAS DE RECUPERACIÓN, RECONCILIACIÓN, RESTAURACIÓN Y RENOVACIÓN PARA TU VIDA

SEGUNDO DÍA – CUANDO NOS CENTRAMOS EN NOSOTROS MISMOS (PRIMERA PARTE)

REFLEXIÓN BÍBLICA

¡El hijo menor le dijo al padre: “Quiero la parte de mi herencia ahora. Lucas 15:12ª.

REFLEXIÓN PRÁCTICA

La parábola del hijo pródigo tiene como antesala otras dos narraciones (la parábola de la oveja perdida y la parábola de la moneda perdida) que hablan del amor y la compasión de Dios y que describen el corazón salvador de Jesús. En nuestro camino a la recuperación necesitamos de las tres: el amor, la compasión y la salvación.


Éstos son manifestados en nuestra vida de forma vertical y horizontal. Vertical: Recibimos el amor y la compasión de Dios, la aceptamos, la hacemos nuestra, porque Él nos amó primero. La salvación viene de Jesús, quien intercede por nosotros y nos salva del mundo oscuro de la maldad, es decir de las ataduras que éste trae (pensamientos destructivos, sentimientos enfermizos, comportamientos nocivos). Horizontal esta es la parte donde nosotros practicamos estas tres virtudes con nosotros mismos y nuestros semejantes, para tener vidas equilibradas y en armonía con los demás.


El problema se presenta cuando damos suma importancia a nuestra vida, olvidándonos de la relación con Dios, que necesita ser alimentada y convirtiéndonos en personas egocéntricas y soberbias, subestimando a los demás y destruyendo nuestras relaciones interpersonales. Este fue el caso del hijo menor de la parábola en estudio. Pensó más de sí mismo, se olvidó de su relación espiritual con Dios y menospreció a su familia. Nuestras actitudes, sentimientos y acciones pueden afectar negativamente y dolorosamente nuestra relación vertical y horizontal cuando pensamos solamente en nosotros mismos. Es allí cuando tomamos decisiones precipitadas y nos hundimos más en nuestro comportamiento nocivo, porque ser egoístas y soberbios, nos convierte en personas con comportamientos destructivos. Tomamos la actitud del hijo menor: “quiero la parte de mi herencia.” En otras palabras, primero yo, luego yo y siempre yo.


ABRIENDO MI CORAZÓN

Creo que esta parte me duele aún y me hace que mi mente sea martillada. El reconocer que mi orgullo, vanagloria y egoísmo son actitudes o defectos de carácter muy enraizados en mi vida. Los tengo que reconocer a diario y entregárselos al Señor tan pronto como estos aparecen en mi vida. El no querer aceptar que mi equivoco, que no siempre tengo la razón, el dejar que otros me auxilien y me hagan saber que hay cosas incorrectas en mi proceder y peor aún llegar a esta tonta conclusión de autoengaño: “este asunto de Mi adicciónYO lo puedo arreglar.” Cuando en realidad se ha ido de mis manos y se ha convertido en algo fuera de mi control.


Tengo que hacer un recordatorio diario de los siguientes textos bíblicos que hacen que mi mente se mantenga despierta y alerta, para que pueda identificar los episodios donde mi egoísmo brota, los pueda reprender y corregir. ¡Lo acepto, esto es algo que día a día lo confronto! Te los comparto, creo que te pueden servir.

No sean egoístas; no traten de impresionar a nadie. Sean humildes, es decir, considerando a los demás como mejores que ustedes. No se ocupen sólo de sus propios intereses, sino también procuren interesarse en los demás. Tengan la misma actitud que tuvo Cristo Jesús. Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. En cambio, renunció a sus privilegios divinos; adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano. Cuando apareció en forma de hombre, se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre. Filipenses 2:1-11.


INVITACIÓN PERSONAL

Hoy te invito a pensar en todos aquellos momentos en que la soberbia y el egocentrismo se han apoderado de tu vida, trayendo a las mismas consecuencias lamentables. Pero también quiero recordarte que no estás solo y que se puede romper con el yugo de esclavitud del egoísmo. Reconoce las acciones, actitudes y situaciones que hacen que tu “orgullo sea herido.” Dáselas al Señor porque Él te capacita de la actitud adecuada ante tales circunstancias. Te dedico este proverbio que me ha abierto mis ojos espirituales para seguir trabajando en mi recuperación, reconciliación, restauración y renovación.


Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, no dependas de tu propio entendimiento. Busca su voluntad en todo lo que hagas, y él te mostrará cuál camino tomar. No te dejes impresionar por tu propia sabiduría. En cambio, teme al SEÑOR y aléjate del mal. Entonces dará salud a tu cuerpo y fortaleza a tus huesos. Proverbios 3:5-8


MI ORACIÓN

Señor, sé que todavía tengo esta lucha interna con la soberbia y el egoísmo. Acepto el hecho que en ocasiones pienso demasiado en mí y me olvido de ti y de los que me rodean. Te suplico que sigas trabajando en mi corazón y que pueda yo seguir dejando que tu Espíritu cambie mi actitud egocéntrica por la actitud Cristocéntrica, para qué tú seas formado en mí y así yo pueda decir “¿Qué haría Jesús en esta situación?”. En tu nombre. Amén


MI DECLARACIÓN DE COMPROMISO Y CONFIANZA

Aunque el SEÑOR es grande, se ocupa de los humildes, pero se mantiene distante de los orgullosos. Aunque estoy rodeado de dificultades, tú me protegerás del enojo de mis enemigos. Extiendes tu mano, y el poder de tu mano derecha me salva. El SEÑOR llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh SEÑOR, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste. (Salmos 138:6-8).


PUNTO DE ACCIÓN

Proponte apartar un tiempo especial para alguien que no has visto o escuchado últimamente y llámale por teléfono o escríbele un correo electrónico.


Dios te Bendiga, Espera el día 3 Proximamente


DIA 1 DIA 3

 
ÚLTIMAS NOTICIAS

LO-GIN

Ingresar
Contraseña

Olvidó Usuario y contraseña?
Email:


Visitantes en línea: 1
En la red: 0


¿No estas registrado?
Registrate

¿Tienes consultas? Contáctanos


ARTÍCULO SEMANAL

BOLETÍN DE NOTICIAS

ESCRÍBENOS

BOLETÍN DE NOTICIAS

Boletín de Noticias


ZONA DE DESCARGAS

ESTUDIO EL DIEZMO


RADIO

¿QUE ES LA IGLESIA?

¿Que es la Iglesia?


AYUDANOS


SOLICITA ORACIÓN


GALERÍA


CURSOS !BÍBLÍCOS¡


 
 
©Todos los derechos reservados - Iglesia de Cristo El Salvador 3.1.1